" />
Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El Señor une la prosperidad interior y la exterior, y la clara implicación es que nos prosperará económicamente, en nuestro trabajo, en nuestras relaciones  en nuestras vidas materiales. Lo hará solo hasta el punto en que prosperemos espiritualmente,o en proporciona nuestra prosperidad espiritual.

Piense en el individuo que desea prosperar económicamente,pero que no obedece a Dios cuando se trata de dar sus diezmos y ofrendas para la obra del Señor.¿Estará Dios interesado en ayudar a prosperar económicamente a alguien que es desobediente en el manejo de las finanzas? Cuando el Señor ve indolencia,falta de cuidado y pereza en nuestras vidas, no puede estar interesado en prosperar tal calidad de carácter.

El Señor no puede estar comprometido a prosperamos económicamente si ve un mal uso de recursos, o fallas en la buena mayordomía de nuestros ingresos (como no entregar lo que se nos ha ordenado dar) nuestro éxito siempre tiene condiciones, y las condiciones son principalmente espirituales.

La integridad no depende de las circunstancias. La Biblia también enseña   prosperidad que nuestra integridad la prosperidad interior y exterior no depende de circunstancias externas sino de nuestra relación interior de fe con el Señor.

 

 

DESCARGAR EN PDF

Tag(s) : #Auto ayuda, #Cristianos, #Espiritualidad, #Mensajes positivos, #Reflexiones
Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: